DEFINAMOS LA ENFERMEDAD

Home / Blog / Enfermedad / DEFINAMOS LA ENFERMEDAD

El término enfermedad proviene del latín infirmitas que significa ¨falta de firmesa¨, y consiste en un proceso que acaece a un ser vivo y altera su estado normal de salud.
Comúnmente la enfermedad es entendida como una idea opuesta al concepto de salud: aquello que origina una alteración o rompe la armonía en un individuo, ya sea a escala molecular, corporal, mental, emocional o espiritual.
Saber qué es la enfermedad depende, en gran medida, de nuestras creencias, y por consiguiente, del tratamiento, manejo o terapia que debamos aplicar efectivamente.
Por ejemplo, la medicina tradicional o alopática usa los medicamentos de origen químico para tratar la enfermedad porque la gente cree que la enfermedad es un desorden químico. Si otra persona cree que la enfermedad viene de un desorden dinámico en el organismo, entonces usará la homeopatía. Otros pensarán que la enfermedad es de orden mecánico, entonces usarán un osteópata.
Otras alternativas de curación son la medicina china (problema energético) y usan la acupuntura, otros el Reiki, la Astrología, la Alimentación, etc.
Sin embargo, la BioNeuroEmoción, no pretende reemplazar a ninguna de éstas ciencias, terapias y técnicas, pero si es un Método o herramienta que puede acompañar y aplicarse en unión cualquiera de ellas.
Nuestro Cuerpo Tiene la Capacidad de Curarse
En BNE (BioNeuroEmoción) la enfermedad tiene un sentido Biológico. Cuando descubrimos esos códigos o programas biológicos, sabremos la raíz del síntoma y podremos curarnos. Esta es la esencia de la BNE.
Las enfermedades son reversibles, el cuerpo humano como tal, no sabe enfermarse, nuestra biología no comete errores, es decir, el cuerpo no toma ninguna iniciativa para enfermarse, solo hace lo que nosotros le decimos que haga. Esa orden que le damos a nuestro organismo viene del inconsciente.
El inconsciente procesa las emociones y programas allí anclados y se manifiesta el síntoma o enfermedad.
Es muy importante pensar basados en nuestra biología y no en el ego o super-yo, que es quien elabora explicaciones de todo y justifica todo lo que nos pasa o hacemos conscientemente.
Lo esencial nos es preguntarse ¿por qué me enfermo?, sino ¿para qué me enfermo? O ¿Mi cuerpo que mensaje me está dando a través de esta enfermedad?
Cada síntoma de enfermedad o falta de armonía en nuestro organismo tiene un sentido biológico, o sea, un por qué está pasando lo que está pasando. Para cada individuo es diferente en su interior.
Se cumple, por lo tanto, la Quinta Ley del Dr. Hamer que dice: ¨Toda enfermedad es un programa especial que pone en marcha la naturaleza y tiene un profundo sentido biológico. Debajo de los malestares, dolores, trastornos y estorbos, la naturaleza nos brinda la oportunidad de poder recuperarnos y compensar los desgastes provocados por los conflictos biológicos que originan los conflictos psíquicos. Si observamos bien, comprendemos y no tenemos pánico, volveremos de nuevo a estar curados y regenerados.¨