EL MIEDO: NUESTRO GRAN ENEMIGO

Home / Blog / Las Emociones / EL MIEDO: NUESTRO GRAN ENEMIGO
La sociedad y el inconsciente colectivo han montado un sistema que tiene como finalidad provocar miedo en las personas, y lo hacen por medio de los medios de comunicación, la escuela, la religión, la familia, el trabajo, y en fin, en todo tipo de relación que experimentamos con los demás. Y… ¿Por qué? Porque la gente tiene el instinto de querer dominar a los demás, y utiliza la estrategia del miedo para ese fin.
Dese nuestra niñez hemos sido educados para tener miedo. Es decir, desde nuestra infancia, nuestros padres, abuelos y demás círculo familiar, han instaurado en nuestro incosciente un sentimiento de miedo, como parte de la educación y la convivencia. Nos dicen cosas como “Si haces esto o aquello…. te sucederá esto y aquello…”, es como una amenaza permitida constante, para enseñarnos lo que ellos consideran que debe de ser como valores.
A travez del miedo somos manipulados para actuar, hablar o comportarnos de una manera particular. Somos obligados a obedecer ciertas reglas por miedo.
El miedo es el gran límite que nos aparta de nuestra verdadera esencia como hijos de Dios.
Definición
El miedo es una respuesta natural ante el peligro; una sensación desagradable que atraviesa el cuerpo, la mente y el alma. Se puede deber a algo que pasó, que está sucediendo o que podría pasar. Es difícil de controlar y puede provocar todo tipo de reacciones, tales como parálisis o ataques de ansiedad.
La palabra miedo proviene del término latino metus. Se trata de una alteración del ánimo que produce angustia ante un peligro o un eventual perjuicio, ya sea producto de la imaginación o propio de la realidad.
El miedo funciona como una energía paralizante, nos sentimos cobardes y disminuidos. Nos impide, por lo tanto alcanzar metas en la vida. Nos desconecta de la realidad que estamos viviendo, o no vemos el potencial positivo que hay a nuestro alrededor.
¿Qué activa el miedo en nuestro interior?
1. Sentirnos Separados: es cuando la persona se siente que está aislada de los demás. Cuando su relación con Dios es muy reducida o cree que no merece ser hijo o hija de Dios. Cuando no se es consciente de que somos una unidad en nosotros y los demás: cuerpo, alma y espíritu. Y que las demás personas hacen parte integral de esa unidad.
2. La Co-dependecia: es cuando sedemos nuestro poder a otros, o a cosas externas y creemos que algo fuera de mi tiene el poder de sanarme. Permitimos que nos manipulen emocionalmente. No nos valoramos y mucho menos nos amamos en su justa medida. Cuanto más miedo tenemos, es más fácil culpar a otros de lo que nos sucede, no descubrimos nuestros dones, talentos y habilidades. Es un adormecimiento mental, lo cual causa una especie de comodidad y no hacemos nada para despertar. Es conformismo. Es vivir en un mundo de ilusión.
3. Renunciar a la Responsabilidad y a la Libertad: es creer que somos poco creativos, incompetentes e incapaces. Esto nos puede conducir al terreno del terror y las fobias que son formas del miedo pero con ansiedad extrema, y como resultado nos viene la enfermedad, porque nuestra paz interior se esfumó.
Por lo tanto, es necesario retomar nuestro poder. Hacerse consciente de quiénes somos, lo mucho que valemos y las maravillosas cosas que podemos hacer en todos los ámbitos de nuestra vida. Ser conscientes de lo creativos e inteligentes que somos.
La verdad es que eres responsable de lo que piensas porque es solamente en ese nivel donde puedes ejercer tu poder de decisión. Tus acciones son el resultado de tus pensamientos. No puedes separarte de la verdad «otorgándole» autonomía al comportamiento. El comportamiento lo controla el Espíritu Santo automáticamente tan pronto lo pongas bajo Su dirección. Siempre que tengas miedo es señal inequívoca de que le has permitido a tu mente crear falsamente y de que no has permitido que sea el Espíritu Santo quien te guie.
Otras Raíces Básicas del Miedo
1. A la Muerte: Física, o sea, de nosotros mismos o de un ser querido. Miedo a perder una relación, miedo a los cambios. El aferrarse a personas, cosas materiales, trabajo o cualquier otra situación, nos estanca como seres que evolucionamos y crecemos para ser cada vez mejores. Cuando algo se acaba hay que dejarlo ir. Lea por favor “¿Cómo Cerrar Etapas De La Vida? en mi blog cristiano www.lamparaamispies.org
2. A la Ausencia de Amor: el miedo a no ser amado viene principalmente porque yo no me amo a mí mismo primero. Esta manera de pensar nos puede llevar a una desvalorización profunda donde creo que nadie me puede amar o no merezco ser amado.
3. A la Falta de Dinero: sentimos miedo por nuestras finanzas. Creemos que hay que trabajar duro pero el dinero no alcanza para cubrir los gastos. Gran error es tener una mente de escacés, pobreza y ruina. Nos sintonizamos con aquello que está en resonancia con nuestra propia energía: pienso con escacés, entonces recibo migajas!
Dios es abundancia. Y sus hijos son abundantes, lo que pasa es que no son conscientes de ello. Desconocen quiénes son y de dónde vienen. Un hijo siempre hereda lo que tiene su Padre. Todos somos hijos de Dios, el Creador, por lo tanto, si lo crees de corazón nada te faltará porque verás que las necesidades son falsas, solo pertenecen a una mente errónea.
El Proyecto Sentido
Los seres humanos nacemos con una serie de programas mentales, los cuales se han instalado en nuestro inconsciente desde el momento en que nos estamos desarrollondo en el vientre de nuestra madre. Es decir, que el Proyecto Sentido es el tiempo que transcurre desde los nueve meses antes del nacimiento hasta los 3 años de edad.
En este período de tiempo, el niño es madre: vive todas sus experiencias y emociones como si fueran propias. La madre y el niño forman un todo, y los conflictos que tiene la madre, los refleja el niño.
Sin embargo, todos los programas negativos que impacten nuestra mente, como el miedo, los podemos sanar y trascender, por otros programas mentales positivos y benéficos para nuestra salud mental y emocional adulta.
Y ¿Cómo lograrlo? Concientizarse de cuáles son ésos programas que me impiden crecer como persona o me paralizan, como el miedo, y tomar la decisión de desprogramarlos del inconsciente. Recordemos que, en la mayoría de las veces, son nuestras creencias las que nos alejan de ser exitosos, porque nos ponen límites a ser libres, debido a la culpa que sentimos si no obedecemos tal o cual paradigma rígido aprendido a través de la cultura, la religión o la educación.
Si quieres cambiar, renovar tu mente a nuevos programas de pensamiento y ser una persona libre, despierta,  madura, inteligente y creativa, y sobre todo sin miedo, debes estar dispuesto a renunciar a todo pensamiento que te limita para lograr esa meta y empezar a vivir con coherencia y en paz.
Reflexiones para deshacer el miedo, según el libro Un Curso de Milagros
• Eres libre de creer lo que quieras, y tus actos dan testimonio de los que crees.
• Tue eres la obra de Dios, y su obra es totalmente digna de amor y totalmente amorosa. Así es como el hombre debiera pensar de sí mismo en su corazón, pues eso es lo que realmente es.
• Cambiar de mentalidad significa poner tu mente a disposición de la verdadera Autoridad, el Espíritu Santo.
• Las necesidades surgen debido únicamente a que tú te privas a ti mismo. Actúas de acuerdo con el orden particular de necesidades que tú mismo estableces.
• La única carencia que realmente necesitas corregir es tu sensación de estar separado de Dios.
• Siempre que tienes miedo, te engañas a ti mismo, y tu mente no puede servir al Espíritu Santo.
• Cuando tienes miedo de algo, estás admitiendo que ello tiene el poder de hacerte daño. Recuerda que donde esté tu corazón allí también estrá tu Tesoro.
• El verdadero propósito de este mundo es usarlo para corregir tu incredulidad. Nunca podrías controlar por ti mismo los efectos del miedo porque el miedo es tu propia invención, y no puedes sino creer en lo que has inventado.