LOS CALCULOS RENALES Y LAS EMOCIONES

Los cálculos renales (litiasis renal, nefrolitiasis) son depósitos duros de minerales y sales que se forman dentro de los riñones. Los cálculos renales tienen muchas causas y pueden afectar cualquier parte de las vías urinarias, desde los riñones hasta la vejiga. En general, los cálculos se forman cuando la orina se concentra, lo que permite que los minerales se cristalicen y se unan.

Síntomas

Un cálculo renal puede no causar síntomas hasta que comienza a desplazarse por el riñón o hasta que pasa por el uréter (el tubo que conecta el riñón y la vejiga). En ese momento, podrías tener los siguientes signos y síntomas:
• Dolor intenso a los lados y en la parte posterior, debajo de las costillas
• Dolor que se extiende hacia la parte inferior del abdomen y hacia la ingle
• Dolor que viene en oleadas y cuya intensidad fluctúa
• Dolor al orinar
• Orina de color rosa, rojo o marrón
• Orina turbia o con olor desagradable
• Náuseas y vómitos
• Necesidad constante de orinar
• Micciones más frecuentes de lo usual
• Fiebre y escalofríos si existe una infección
• Micciones en pequeñas cantidades

Enfoque Emocional

Los cálculos renales, también llamados piedras en el riñón, están vinculados con el riñón, sede del miedo. Es la formación de las piedras o cristales procedentes de cantidades abundantes de sal de ácido úrico, residuo hormonal del riñón. El ácido úrico representa viejas emociones por expulsar. El cálculo puede formarse en las diferentes partes del sistema urinario. Es una masa de energía solidificada, creada a partir de pensamientos, miedos, emociones y sentimientos agresivos sentidos hacia alguien o una situación.

Sentimientos agresivos reprimidos

Aunque se formen los cálculos en los riñones, no se engendran en ellos. El riñón es un filtro de emociones de los residuos del cuerpo. La abundancia de sales de ácido úrico indica abundancia de sentimientos agresivos solidificados porque estuvieron largo tiempo retenidos. La persona que padece de piedras en los riñones, vive frustraciones y sentimientos agresivos en sus relaciones desde hace mucho tiempo atrás y su atención solo está puesta en ellos.

Una persona equilibrada tiene los riñones sólidos, pero diferentes rasgos de carácter pueden causar los cálculos: personas muy autoritarias, incluso extremadamente duras consigo mismas y los demás, deciden hacer sus elecciones en “reacción”, se quedan seriamente enganchados en el pasado, carecen de voluntad y confianza.

Los cálculos renales implican a menudo un estiramiento interior entre nuestra voluntad y nuestras decisiones que no pueden llevar a un exceso de autoritarismo: sabiendo que somos débiles y que tenemos miedo. Mobilizamos todas las fuerzas disponibles en un mismo lugar para cumplir ciertas tareas, y cuando el periodo de estrés ha pasado, esta concentración se endurece para formar los cálculos. Debemos empezar por volver a encontrar cierta paz interior si queremos dejar de tener cálculos.

Debemos pensar menos en situaciondes conflictivas y en ciertos problemas porque si hacemos eso, nos impedimos avanzar positivamente en la vida. Debemos resolver nuestros conflictos emocionales y ver el futuro con calma y flexibilidad. Es una cuestión de conciencia y actitud positiva.

Sentido Biológico del conflicto

Poner una pared ante algo. Impedir la salida de líquidos (dinero, referentes, emociones), o el marcaje del territorio, lo cual puede ser mi casa, mi familia, mi pareja, mi oficina, mi trabajo, mi ciudad, mi país, es decir, todo aquello que yo considere mío o que esté bajo mi cuidado.

En el riñón el conflicto emocional suele ser por conversión repetitiva mínima, es decir, alguien ocupa mi territorio y me es imposible marcarlo, delimitarlo.

Me prohíbo algo. También pérdida de líquidos (dinero) y debo taponar la pérdida. Por ejemplo, hacer un cólico cada vez que debo pagar algo que no quiero o consideras injusto.

Cuando un adulto hace arenilla, la programación es infantil (los niños siempre hacen arenilla, nunca piedra).

Conflicto de marcaje de territorio y conflicto de desmoronamiento existencial.
Conflicto de “calcular” la lucha por la supervivencia.

Todos los síntomas o enfermedades que tenemos son un mensaje que nos envía nuestra mente a través de nuestro organismo. La enfermedad es el camino a la sanación cuando nos hacemos concientes de aquello que debemos integrar y resolver. En caunto a los cálculos renales la clave está en ser más flexibles, desarrollar paz interior y soltar enojos, rabias y todo sentimiento agresivo que tengamos. Suelta el miedo!

Leave a Reply

Your email address will not be published.