LOS DEMÁS SON MI ESPEJO

Home / Relaciones / LOS DEMÁS SON MI ESPEJO

Cada uno de nosotros tiene una vida cotidiana basada en rutinas muy simples y mecánicas aparentemente, y que la mayoría de las veces no caemos en la cuenta que lo que nos rodea y/o lo que nos pasa, es la proyección inconsciente de nuestro propio yo interior llamado “la sombra” según Carl Gustav Jung.

Los errores, pecados, juzgamiento y criticas que hacemos a los demás, es el pecado, el error y la condena que necesitamos solucionar y lidiar en nosotros mismos.

La Bíblia nos dice: “No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes.  Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.»¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo?  ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando ahí tienes una viga en el tuyo?  ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano. Mateo 7:1-5

Cuando alguno de nuestros sentimientos, deseos o intenciones nos avergüenza o no somos capaces de explicarlo, muchas veces lo atribuimos a los demás. Estamos proyectando un problema nuestro que nos negamos ver. Si nos conscientizamos de ello, tendremos la oportunidad de mejorar la relación con los demás, y sobre todo, con nosotros mismos.

Lo que cada uno percibe del mundo físico es un reflejo de su interior, es una imagen que nos devuelve exactamente tal y como somos. Por eso la misma situación es percibida de diferente manera por según quien la experimente. Es decir, cada persona percibe una situación de manera diferente a los demás. Por tal motivo, no debemos juzgar a los demás.

El bien y el mal son un juicio del ego. Lo que para unos es malo para otros es bueno y viceversa. Por lo tanto, lo que no me gusta de otra persona, lo corrijo en mi.

Siempre una persona está frente a sí misma pero no es consciente de ello. Y lo que no se hace consciente se manifestará en nuestras vidas como destino. Carl Jung dijo: “Prefiero ser una persona completa antes de ser una persona buena”.

Lo que la gente denomina Bueno o Malo, en cualquier experiencia de vida, es solo un juicio del ego. Lo que para alguien una cosa es buena, para otros, esa misma cosa, es mala.

Lo que considero muy importante para cada persona, es el hecho de Despertar, es decir, ser conscientes de nuestra propia realidad de quiénes somos y de cuál es, realmente, nuestro potencial. Debemos, por consiguiente, indagar primero en la oscuridad de nuestro inconsciente, lo que se conoce como “La Sombra”.

La Sombra

La sombra representa cualidades y atributos desconocidos o poco conocidos del ego tanto individuales(incluso conscientes) como colectivos. Cuando queremos ver nuestra propia sombra nos damos cuenta(muchas veces con vergüenza) de cualidades e impulsos que negamos en nosotros mismos, pero que puedo ver claramente en otras personas.” C.G.Jung.

Las reacciones emocionales que muestras ante las circunstancias de la vida son fuentes de información sobre ti mismo. Si aprendes a observarte en ellas, podrás percibir qué parte de ti estás reconociendo en el otro.

Cuando sientes que alguien “te hace algo malo” y reaccionas mal emocionalmente . tu reacción indica que se trata de una proyección, algo que te haces a ti mismo, te estás “re-conociendo” en alguien, en una situación determinada. Tu reacción automática reproduce un patrón aprendido que aplicas involuntariamente.

Para comenzar a sanar este estado, el siguiente paso es reconocerlo en ti. Siéntate y describe con todo lujo de detalles la actitud que te causa reacción emocional. Describe qué hace esa persona, cuándo lo hace, cómo se comporta contigo, y sobre todo cómo te hace sentir a ti esa actitud.

Si tu reacción es negativa significa que una parte de ti hace algo que no te gusta y otra reacciona en contra, y por lo tanto tienes un conflicto interno por reconocer y solucionar. Si tu reacción es positiva significa que tu reflejo muestra una parte que te gusta de ti mismo, de la que no eres consciente. Tienes una virtud interna sin reconocer, algo positivo y que aprecias de ti mismo.

¿Cómo se manifiesta la Sombra?

Una persona que siempre necesita el apoyo de los demás, que encuentra un montón de razones para ello, y en el caso de no recibir el apoyo, determina que los demás son malas personas. Para ello tiene que reprimir el valor y la sinceridad que son sus cualidades a desarrollar.

Comunmente qué hacen las personas cuando tienen apuros, conflictos, para que le ayuden a resolver dicha situación? Buscan un consejero, le rezan a la estatua de un santo, van a un chaman, van a que les lean las cartas del Tarot. La gente asi, proyecta lo que le pasa sobre el mundo exterior y las demás personas. Y como no encuentran la solución definitiva, se frustran y aumentan el conflicto.

Las proyecciones de todo tipo oscurecen nuestra visión respecto al prójimo, destruyen su objetividad, y de ese modo destruyen toda posibilidad de auténticas relaciones humanas. Y hay una desventaja adicional en la proyección de nuestra sombra.

Una parte de nuestra personalidad permanece en el lado opuesto y el resultado es que constantemente(aunque de modo involuntario) haremos cosas a nuestras espaldas que apoyarán ese otro lado, y por tanto ayudaremos intencionadamente a nuestro enemigo. (M.L von Franz.).

La clave para bloquear la sombra que hay en cada persona, es ser Coherentes. O sea, si algo no te gusta, simplemente di que NO, y si algo te gusta solo di que SI. Y punto. La coherencia nos sana…..

Algunos pasos básicos que pueden guiar a cualquier persona para controlar la sombra son:

1. Se debe aceptar y tomar seriamente la existencia de la sombra.

2. Hay que percatarse de sus cualidades e intenciones. Esto se hace prestando mucha atención a los estados de ánimo, fantasías e impulsos.

3. Es inevitable pasar por un largo proceso de negociación, es decir por llegar a un acuerdo entre lo que la sociedad espera de nosotros, lo que nuestras tendencias inconscientes necesitan y lo que nuestra persona o “yo” consciente espera y desea.

Reflexiones

• Las interpretaciones que haces de las necesidades de otra persona, son las interpretaciones que haces de las tuyas propias.

• Los demás son el espejo en el que se ve reflejada la imagen de nosotros mismos mientras perdure esa percepción.

• No atribuyas a los demás tu propia negación de la alegría.

• Todo lo que vemos exteriormente es el juicio de lo somos por dentro.

• Los consejos que tu das a los demás, son lo que tu necesitas.

• Cuando te hayas visto a ti mismo en los demás, serás libre y cozarás de perfecto conocimiento.

Conocemos nuestra sombra por medio de las relaciones

• Son el mejor argumento para conocernos a nosotros mismos. El otro es mi mejor maestro.

• Nos relacionamos con nosotros mismos a través de las relaciones con los demás.

• Una forma de ver la sombra es por medio de los “excesos”. Sentimientos exagerados contra otros. Acciones impulsivas inadvertidas. …”No quise decir esto…”

• Si la mayoría del tiempo te sientes humillado.

• Teniendo estados emocionales desproporcionados.

• Cuando provocamos el mismo efecto perturbador en distintas personas a la vez.

• Si tenemos atracción a lo morboso. A los accidentes. Hablar de noticias negras. Mentir y hacerlo ver como verdad.

La Mujer y su Sombra

El arquetipo de la mujer tiene sobre sus espaldas memorias de dolor, sufrimiento, abuso, violaciones. Su útero contiene memorias ancestrales de dolores silenciosos.

Cuando las mujeres no se aman a sí mismas, atraen precisamente esto, hombres que no se aman a sí mismos. Todo ello se traduce en adicción, desconfianza y violencia (celos, infidelidad, abusos).

La violencia de género es el resultado de memorias ancestrales no sanadas.

El Hombre y su Sombra

El hombre lleva mucha memoria de dolor profundo. Es educado para no expresar sus sentimientos, y esto aflora en forma de violencia (machismo). Históricamente han sido soldados, guerreros. “Llorar es de niñas” El arquetipo del hombre arrastra profundas heridas en el corazón. El despertar de su parte femenina es una necesidad de primer orden.

Los verdaderos triunfadores son aquellos que saben extraer toda la riqueza potencial de su sombra y utilizarla en su proyecto de vida.

Un triunfador es aquella persona que aprende de sus errores, de sus fracasos y de sus sufrimientos y proyecta toda esa sabiduría de sí mismo a los demás.

Lo más poderoso para llegar a tener éxito en la vida es armonizar con la sombra. Estar seguro de lograr lo que quieres lograr sin fanfarronerías. Es desarrollar coherencia en todo lo que crees, piensas, haces y dices.

Resumiendo

Nuestro comportamiento está supeditado por nuestra propia sombra, esa sombra interior siempre nos va a ganar, aunque pretendamos reprimirla, esconderla e incluso si la negamos. Por ejemplo, a cerca de la humillación. La verdad es que nadie nos humilla, simplemente este es un programa aprendido desde edad temprana, tiene sus raíces desde la niñez.

Aparentemente insignificantes conductas nos pueden provocar problemas de salud. Una emoción mal gestionada puede disparar una cascada de químicos desde el cerebro que nos puede afectar las células y el funcionamiento del organismo: noticias, una llamada telefónica, algo que vemos, un comentario, un olor, un sabor, etc.

La mente percibe un acontecimiento y lo interpreta con base en las creencias, y luego el cerebro activa una respuesta química sobre el organismo, lo cual genera el síntoma de la enfermedad.